Pasar al contenido principal

5-jul.-2022 martes de la 14.ª semana de del Tiempo Ordinario

Bendiciones abundantes nos regalas en este día, porque tenemos mucho para dar y compartir.

Bendiciones abundantes nos regalas en este día, porque tenemos mucho para dar y compartir. Nos regalas la vida y la ocasión de levantarnos, de contemplar las maravillas de la creación, de regocijarnos en las personas que amamos y poderles expresar nuestro cariño, pero ante todo de elevar nuestras oraciones a ti, Señor.

Con mucha frecuencia somos ciegos e insensibles a las maravillas que tú haces entre nosotros y al amor que nuestros hermanos nos muestran. Abre nuestras mentes y corazones para poder percibir los signos de tu presencia en el bien que tantos hermanos nos hacen a nosotros mismos y a los demás. Danos la gracia de poder percibir también tu presencia en los afligidos y en los que sufren, porque muchas veces cerramos los oídos de nuestro corazón a las palabras que nos diriges para impulsarnos en el camino de conversión. Danos la gracia, Señor, de confiar en ti porque muchas veces andamos extenuados desilusionados y sin esperanza, como ovejas sin pastor, pero confiamos en Ti y esperamos en Ti; Tú eres el Buen Pastor que das la vida por las ovejas. Queremos escuchar tu palabra que nos invita a ser fuertes y a luchar para alcanzar nuestras metas y poder cumplir tu voluntad. Danos la gracia de aceptar tus palabras, motivadas sin duda por tu profunda preocupación por aquellos que tus amas. Concédenos una actitud abierta que nos permita sentir cómo tú cuidas de nosotros y cómo estás cerca, en la cotidianidad de nuestras vidas. Ayúdanos a responder propiamente a tu cuidado cariñoso, con actitudes de humildad y sencillez y con generosidad de servicio, para que no tengas desilusiones por nuestro negativo proceder. Gracias, Señor, porque sabemos que nos amas y quieres lo mejor para nosotros. Guíanos y guárdanos de todo mal y ante todo danos tu gracia para que todo lo realizado en este día sea de tu agrado. Que Nuestra Virgencita Madre tuya y Madre nuestra sea nuestro auxilio y protección. Amén.

Feliz martes lleno de optimismo, bondad y sinceridad y como dice san Pablo: "estad alegres y confiad en el Señor". Que iniciemos nuestra jornada laboral en alegría y generosidad. Un muy esperanzador martes, inicio de actividades laborales.

Autor:
José Hernando Gómez Ojeda pbro.